Reseña del documental: “Simone de Beauvoir – No Se Nace Mujer»

  En el siguiente escrito presentaremos un resumen y comentario del vídeo documental sobre Simone de Beauvoir: “Simone de Beauvoir – No Se Nace Mujer (Documental)”, publicado en el canal de YouTube de Ergô Felix Culpa en el año 2014, pero realizado por Virginie Linhart en conjunto con Stéphanie Berterottière y Paule Zajdermann, en Francia, producido en el año 2007.                                                 Del texto participamos tres estudiantes de la Carrera de Licenciatura en Filosofía: Müller Paula, Diaz Ana y Gaitán Iñaki. Esta actividad fue realizada en el marco de la cátedra Francés I, AALE, Departamento de Lenguas, Facultad de Ciencias Humanas, Universidad Nacional de Río Cuarto.

Simone de Beauvoir nació en el inicio del siglo XX, fue hija de una familia burguesa acomodada. No la dejaron estudiar libremente, sino que fue enviada a una escuela privada católica y estricta. Sin embargo, el hecho de poder instruirse cultural e intelectualmente, era un privilegio, ya que las mujeres de esta época eran educadas centralmente para abocarse al matrimonio y a la maternidad. Luego de problemas económicos de su abuelo, por unas inversiones fallidas, la familia cae en bancarrota, oportunidad que Simone aprovechó para poder estudiar y aprender lo que realmente deseaba.

  Se destacó intelectualmente y a la edad de 20 años había realizado varios estudios, como filosofía y griego antiguo. En la universidad de la Sorbona, París, Francia, mientras se postulaba para un cargo de profesora, conoce a Sartre. Él fue el amor de su vida, compartió una relación de profunda unión intelectual que duró hasta sus muertes, pero no se casaron ni tuvieron hijos por priorizar su libertad frente a convenciones sociales. Ellos acordaron una relación abierta, Simone era bisexual y mantenía relaciones con diferentes personas. Llegó a vivir con George Bertrand, escritor estadounidense, del cual estaba muy enamorada. 

  Su interés por la docencia quedó en segundo plano cuando quiso dedicarse a ser escritora. Tardó 3 años hasta comenzar a producir escritos, ya que menciona haber tenido inconvenientes para sentirse inspirada, como a su vez estar más dedicada al estudio y a su relación con Sartre.  Sus primeros textos resultaron ser ajenos a ella, impersonales, hasta que logró encontrar una temática que interpelara su ser por completo: ¿Qué es ser mujer? A partir de esto surgió su obra «El segundo sexo», por el cual es reconocida internacionalmente. A medida que lo fue escribiendo, toma consciencia de la situación de desigualdad en que viven las mujeres de su entorno, y que no la había afectado a ella al haber recibido una educación y moverse en círculos intelectuales, sumado a que decidió no tener hijos ni casarse.

  Durante ese proceso de escritura se convierte en feminista. Este libro tuvo de primer efecto crear un marco teórico para el estudio del género y luego funcionó como una “biblia” para el feminismo militante. La principal causa de su indignación, es cómo la mujer es tratada por la sociedad, reducida a objeto erótico y con un estatus inferior. Lo que propone ante esto, es la legalidad de las diferencias y la emancipación de las mujeres. Pero su lucha no era en contra del «macho» u hombre, sino contra las imposiciones de ideas, sobre el sometimiento de la libertad y la opresión de sus pensamientos. 

  Junto con varios pensadores de izquierda fundaron «Tiempos Modernos”, una revista de divulgación intelectual y crítica social. Allí expusieron a través de la literatura contemporánea diversas críticas e ideas.

  Así vivió su vida como escritora de renombre internacional y pasó sus últimos años junto con Sartre, quien murió en 1980, 6 años antes de ella. Actualmente los dos reposan en el cementerio Montparnasse. 

  En su pensamiento está expuesta la constante reivindicación por la situación de la mujer en la sociedad. A su vez la crítica social y el desarrollo de ideas políticas de izquierda y filosóficas existencialistas. Su lucha fue en contra de la desigualdad social: comenzó con la crítica de los mandatos sociales como el matrimonio o la maternidad, que funcionaban como medios de opresión y control hacia la mujer. Por esta razón ella promulgaba la libertad económica e intelectual de las mujeres, sin depender de un marido o de su familia que condicionara sus vidas. Una de sus tesis centrales es la idea de que una  persona no nace mujer, sino que llega a serlo por una configuración social que determina en ella una serie de valores. Esto es visto en todos los aspectos culturales, como la educación o los juguetes para niños, resultando en conductas típicas para cada género que no tendrían una relación biológica real. 

  Gracias a estas ideas, generó cambios y revoluciones de impacto global, lo que la consagró como una de las mayores pensadoras del siglo XX y que dio una nueva visión tanto a la visión del feminismo como a los estudios sociales.

 

 

 

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Cuestiones de género. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.