La edad de los felices …

La sociedad está enfocada en la juventud. Las campañas de marketing, los productos culturales y el deporte tienen a los jóvenes como “target”. Cosmética, cirugías y gimnasios son una industria destinada casi exclusivamente a disimular el paso del tiempo.

De todos modos y, paradójicamente, el tiempo sigue su curso y la población del mundo envejece. La cantidad de jubilados es cada vez más grande y, en las sociedades con mayor bienestar, superan el número de nacimientos.

No obstante, estudios científicos  auguran un mundo con más adultos mayores, con una vejez larga y plena.

La felicidad parece alcanzar su punto máximo a los 74 años.

Esa es la conclusión a la que arribó una investigación realizada por científicos austríacos y alemanes entre 21.000 personas. A cada una de ellas se les pidió que evaluaran, en una escala del 1 al 7, su grado de conformidad con la vida y los septuagenarios superaron a los adolescentes y a la gente de mediana edad en varios puntos. El estudio es citado por Lewis Wolpert, un biólogo inglés de 80 años, autor del libro “Por ti no pasan los años” (Tusquets) publicado hace muy poco en español. A partir de estas conclusiones, el investigador se permite declarar que hay una vida plena después de los 60 años, a pesar de los problemas de salud, la estrechez de la jubilación y los prejuicios sociales que estigmatizan la vejez.                                        .
La tercera edad ya no es lo que era. Si los “50” son los nuevos “40” (como les gusta definir a los norteamericanos) los “70” son nuevos “60”. Una caracterización que retrasa, de manera intuitiva, en 10 años, el inicio de la vejez. La expectativa de vida en los países del Primer Mundo ronda los 80. En la Argentina es de 75,7 años y creció casi tres décadas desde principios de siglo.

Los avances de la ciencia, la creación de nuevos medicamentos, los  tratamientos de enfermedades que eran incurables hasta el siglo pasado y la concientización acerca de la importancia de sostener un estilo de vida saludable, obraron la transformación. Y no solo aumentaron las décadas que podemos llegar a vivir, también mejoró el modo en que las vivimos.

Simplemente MARAVILLOSO !!!!!!!

 

Be Sociable, Share!
Marta Gutierrez

Acerca de Marta Gutierrez

Hola a todos !!! mi nombre es Marta Graciela Gutiérrez, llegué a este mundo un 29 de septiembre, formando parte de una familia donde el arte de la música es parte del aire que respiro. He estudiado Arpa y piano; en la actualidad y desde hace casi veintinueve años, soy integrante -contralto- del Coro Polifónico Delfino Quiricci de la ciudad de Río Cuarto (el coro más antiguo del país). Tengo tres maravillosos hijos: Martín, Jesús y Ani, y soy abuela de cuatro SOLES: Facundo, Nicolás, Ana Cruz y Paloma. Soy una amante del arte en todas sus expresiones y tengo el honor de formar parte del grupo maravilloso que dió orígen a esta página que persigue el objetivo de poder comunicarnos a través de notas, entretenimientos, aprendizajes, música, viajes, cuentos, novedades, etc. Y así poder enriquecernos intelectual y espiritualmente.
Esta entrada fue publicada en Calidad de Vida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.