INFORME 2012 SOBRE TRATA DE PERSONAS. (Oficina para el Monitoreo y Combate de la Trata de Personas).

La trata de personas, es una problemática social muy preocupante, a nivel mundial los porcentajes son elevados, pero: ¿que pasa en nuestro país?, ¿que sabemos sobre esto?. los/as invito a compartir este articulo…

La trata de personas o comercio de personas es el comercio ilegal de personas con propósitos de esclavitud reproductiva, explotación sexual, trabajos forzados, extracción de órganos, o cualquier forma moderna de esclavitud.

Es un delito internacional de lesa humanidad y viola los derechos humanos, también se lo denomina la esclavitud del siglo XXI.
Es una violación a los derechos humanos que atenta contra la libertad y la dignidad de las víctimas consagrados en la carta magna . Esto envuelve la capitulación y el transporte ilegal de humanos.

ARGENTINA :

Argentina es un país de origen, tránsito y destino de hombres, mujeres y niños víctimas de la trata de personas con fines de explotación sexual y trabajo forzoso. Muchas de las víctimas de la trata con fines de explotación sexual provenientes de zonas rurales o provincias del norte son forzadas a ejercer la prostitución en centros urbanos o provincias más prósperas del centro y sur del país. Gran cantidad de mujeres y niños extranjeros, principalmente de Paraguay, Bolivia y Perú y en menor grado, de Brasil y República Dominicana son forzados a ejercer la prostitución en Argentina. Gran cantidad de ciudadanos bolivianos, paraguayos, peruanos y argentinos provenientes de las provincias más carenciadas del norte del país son sometidos a trabajos forzados en talleres clandestinos, emprendimientos agrícolas y servicio doméstico. Funcionarios informaron que en la Capital Federal podrían existir algunas víctimas de la trata con fines de explotación laboral para la venta callejera y pedido de limosnas. Argentina es un país de tránsito para mujeres y niñas extranjeras víctimas de la trata con fines de explotación sexual en Chile, Brasil, México y Europa Occidental. Asimismo, algunas mujeres y niñas argentinas han sido víctimas de la trata con fines de explotación sexual en otros países. Funcionarios argentinos informaron que en 2011, la cantidad identificada de víctimas de la trata con fines de trabajo forzoso fue tres veces mayor que la cantidad de víctimas con fines de explotación sexual identificadas durante el mismo año.
El gobierno de Argentina no cumple totalmente con los estándares mínimos para eliminar la trata de personas; sin embargo, lleva a cabo esfuerzos significativos en ese sentido. Durante el año pasado, el gobierno de Argentina informó haber identificado un número récord de víctimas de la trata, cuya mayoría eran personas extranjeras sometidas a trabajo forzado. Se incrementaron las acciones judiciales y condenas de los tratantes y se diseñaron numerosos protocolos y pautas contra la trata de personas destinados a distintos actores del gobierno. El gobierno de Argentina subvencionó cinco refugios para las víctimas de la trata, uno de los cuales recibió fondos del gobierno federal y el resto, recibió recursos de las autoridades provinciales o municipales. No obstante ello, los servicios especializados para las víctimas de la trata continúan siendo dispares en todo el país; la superposición de competencias y la falta de coordinación entre las autoridades federales y provinciales causaron demoras en algunas investigaciones y la significativa cantidad de manifestaciones que dan cuenta de la supuesta complicidad de algunos funcionarios de gobierno en el ámbito local y nacional impidieron avances más sustantivos en la lucha contra la trata.

Recomendaciones para Argentina: Continuar implementando enérgicamente la nueva ley para combatir la trata de personas a través de mayores esfuerzos de investigación, procesamiento y condenas a los tratantes, incluidos los funcionarios públicos que puedan ser cómplices de este delito; destinar más recursos para la asistencia a las víctimas, especialmente refugios y servicios especializados a nivel nacional y provincial y en colaboración con las ONG; continuar con las capacitaciones en materia de trata para agentes de seguridad, personal judicial y demás funcionarios públicos; desarrollar e implementar protocolos para funcionarios a nivel provincial/municipal a fin de identificar y asistir a las víctimas de la trata; intensificar los esfuerzos de aplicación de la ley para desarticular las redes de trata, investigando los activos relacionados con este delito; continuar aumentando la cantidad de investigaciones relacionadas con los delitos de trabajo forzoso y sometimiento a la servidumbre doméstica en zonas rurales y urbanas y hacer judicialmente responsables a las empresas cuyas cadenas de abastecimiento se benefician del trabajo forzado; continuar fortaleciendo la coordinación en materia de trata entre el gobierno nacional y los gobiernos provinciales y entre los diversos actores a nivel nacional, posiblemente, mediante el desarrollo de un plan nacional contra la trata de personas y continuar los esfuerzos a nivel nacional para concientizar sobre todas las formas de trata.
Persecución penal.  El año pasado, el gobierno de Argentina aumentó los esfuerzos de aplicación y cumplimiento de la ley para combatir la trata de personas, especialmente a través del aumento en las acciones penales y condenas; si bien las ONG, los medios y algunos funcionarios siguieron informando niveles significativos de complicidad no abordados en materia de trata de personas por parte de funcionarios provinciales y municipales.
Argentina prohíbe toda forma de trata en virtud de la Ley 26.364, que establece penas privativas de la libertad que van de tres a quince años. Dichas penas son lo suficientemente severas y equivalentes o superiores a las previstas para otros delitos graves como la violación. La actual ley de combate de la trata no establece expresamente que el consentimiento inicial de la víctima para participar en una actividad sea irrelevante, aún cuando haya mediado fuerza, fraude o coerción. El Senado aprobó una enmienda de dicha ley durante el presente año, que contempla, inter alia, el tema del consentimiento inicial de la víctima. A fin de año, dicha enmienda se encontraba a la espera de aprobación por parte de la Cámara de Diputados. Esta propuesta de enmienda también definía la “trata de personas” como el componente inicial de un proceso que difiere de la “explotación”, considerada el final del proceso. Esta terminología reflejó un cambio más amplio en el uso del término “trata de personas” por parte de los funcionarios argentinos, que es más restrictivo que la definición utilizada en el Protocolo de Naciones Unidas sobre Trata de Personasdel año 2000. Organizaciones no gubernamentales y funcionarios manifestaron que las autoridades aplicaron con frecuencia en las investigaciones y procesamientos de casos de trata de personas con fines de explotación sexual, leyes arcaicas relativas al uso de preservativos contra las personas que operaban lugares que ofrecían servicios sexuales.

Prevención:

El gobierno de Argentina sostuvo actividades de prevención durante el año. La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación lideró dos reuniones interministeriales informales por semana. Sin embargo las organizaciones no gubernamentales y algunos funcionarios afirmaron que la coordinación deficiente entre el gobierno nacional y los gobiernos provinciales siguió obstaculizando la efectividad de los esfuerzos para combatir la trata de personas como así también la limitada o inexistente financiación para iniciativas provinciales y municipales contra la trata. Las autoridades informaron la financiación de esfuerzos de concientización pública que incluyeron anuncios de servicios públicos relacionados con la trata de personas, difundidos en micros de larga distancia o por televisión. La UFASE publicó una reseña sobre sus acciones contra la trata durante 2011. En julio de 2011, la Presidenta emitió un decreto que prohíbe los avisos clasificados de servicios sexuales en periódicos y revistas y creó una oficina de monitoreo para asegurar el cumplimiento de dicha prohibición. Algunas organizaciones no gubernamentales y medios declararon que dicho decreto era inconstitucional dado que la prostitución seguía siendo legal en Argentina. En un esfuerzo por prevenir el uso del trabajo forzado, la provincia de Mendoza aprobó una ley que prohíbe a las empresas en las que se hay comprobado que
emplean trabajo infantil o utilizan trabajo esclavo acogerse a beneficios impositivos, económicos, financieros o de cualquier tipo ofrecidos por la provincia, durante un período de dos años. Las ONG. 

Articulo extraído de: U.S Departament of STATE. 

Para acceder a mayor información, ingresar a: http://photos.state.gov/libraries/argentina/8518/pdfswebsite/2012ArgTIPREPORTSpanish.pdf

Be Sociable, Share!

Acerca de Mariana Sanchi

Nací en "Adelia Maria" (un pueblo situado al sur de la provincia de Córdoba); en el frío atardecer de un 10 de Mayo de 1988. Soy Acompañante Terapéutico (esp. en discapacidad) y Lic. en Psicopedagogía (con orientación salubrista). En el transcurso de mi formación personal y profesional en la U.N.R.C, conocí a este gran grupo de trabajo, con el cual crezco cada día un poco mas. Espero poder compartir junto a ustedes, el hermoso camino del Transcurrir de la VIDA y transitar senderos virtuales cercanos.
Esta entrada fue publicada en Cuestiones de género, Instructivos y Consejos, Sociedad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a INFORME 2012 SOBRE TRATA DE PERSONAS. (Oficina para el Monitoreo y Combate de la Trata de Personas).

  1. carballo celina mabel dijo:

    es muy bueno el articulo, quisiera recibir mayor informacion, estoy trabajando en mi maestria de genero que curse en la Universidad Nacional de Lujan y el tema de la Trata de personas sigue siendo secreto, de eso no se habla o se habla poco ,cuando esta latente cada vez mas en la sociedad, un abrazo fraternal.-