“Los cuatro acuerdos”.- Don Miguel Ruiz

Don Miguel Ruiz,  descendiente de la tribu Tolteca, nació y se crió en Mexico. Su madre fue una mujer de fé y su padre fue un chaman. Realizó sus estudios en una universidad convencional y se desempeñó como médico cirujano por varios años. Después de sufrir un accidente automovilístico decidió volver a sus prácticas en el chamanismo las cuales aprendió de su padre. Don Miguel Ruiz,  sobrevivió un ataque cardiaco en el año 2002 y a partir de ese momento sus enseñanzas se popularizaron mundialmente.
En 1997 publicó un libro llamado “Los cuatro acuerdos”, basado en los principios del chamanismo y en las tradiciones antiguas de la cultura Tolteca, la que afirma que la ciencia y el espíritu son algo inseparable. En un lenguaje sencillo, don Miguel, en su libro “Los cuatro acuerdos” explica como vivir una vida feliz, exitosa y saludable basada en el comportamiento correcto y la comunicación con las personas a nuestro alrededor.

Don Miguel Ruiz,  ha dedicado su vida a ser un gran maestro de la antigua sabiduría, compartiendo por todo el mundo estas enseñanzas que guían al individuo hacia la libertad personal.

Un libro fruto de la sabiduría tolteca, comunidad del sur de México de artistas y científicos dedicados al cultivo de la sabiduría de sus antepasados, sus maestros (naguales), durante milenios han mantenido sus enseñanzas en secreto, y hoy Miguel Ruiz, un nagual de nuestros días, nos hace partícipe de algunos de sus saberes.

Este es el resumen de este maravilloso legado que nos ofrece en su libro “Los cuatro acuerdos”:

En esencia, vivimos en un gran sueño, un sueño de sociedad, de comunidad, de planeta. Nuestros padres nos enseñan los métodos, las reglas de nuestra vida, como encajar en ella, de la misma forma que a ellos se lo enseñaron sus padres, y así hasta el origen. Asumimos las enseñanzas sin casi cuestión. Éste es el sueño, vivimos aquello que generalmente no escogimos, pero lo vivimos como si de realidad se tratara.

Asumimos hasta tal punto, que en aquellos momentos que traspasamos el plano de la duda, de la cuestión, nuestro Juez (educado según el sueño) cae sobre la Víctima. Nosotros mismos llegamos al punto de auto-controlarnos, nos auto-reprimimos para continuar dentro del camino.

Se establecen así acuerdos en uno mismo, acuerdos que no se cuestionan, simplemente se siguen, porque son el mecanismo por los cuales todos estamos sumergidos en el sueño.

Hay que romper ciertos de éstos dogmas para poder salirse, ser realmente uno mismo y vivir plenamente.

LOS 4 ACUERDOS


I.~ No supongas.

No des nada por supuesto. Si tienes alguna duda, 

aclárala. Si sospechas, pregunta.

Suponer te hace inventar historias increíbles que sólo envenenan tu alma y que no tienen fundamento.

II.~ Honra tus palabras.
Lo que sale de tu boca, es lo que tú eres.
Si no honras tus palabras, no te estás honrando a tí mismo; si no te honras a tí mismo, no te amas.
Honrar tus palabras es honrarte a tí mismo, es ser coherente con lo que piensas y con lo que haces.

Eres auténtico y te hace respetable ante los demás y ante ti mismo.

III.~ Haz siempre todo lo mejor que puedas.
Si siempre haces lo mejor que puedes, nunca podrás recriminarte de nada.

IV.~ No te tomes nada como algo personal.
Ni la peor ofensa. Ni el peor desaire. Ni la más grave herida debes tomar como algo personal.
Quien te ofende tiene un veneno que descargar contra ti, por no saber como deshacerse de él. En la medida que alguien te quiere lastimar, en esa medida ese alguien se lastima a sí mismo. 

Pero el problema es de él y no tuyo.

 

Be Sociable, Share!
Marta Gutierrez

Acerca de Marta Gutierrez

Hola a todos !!! mi nombre es Marta Graciela Gutiérrez, llegué a este mundo un 29 de septiembre, formando parte de una familia donde el arte de la música es parte del aire que respiro. He estudiado Arpa y piano; en la actualidad y desde hace casi veintinueve años, soy integrante -contralto- del Coro Polifónico Delfino Quiricci de la ciudad de Río Cuarto (el coro más antiguo del país). Tengo tres maravillosos hijos: Martín, Jesús y Ani, y soy abuela de cuatro SOLES: Facundo, Nicolás, Ana Cruz y Paloma. Soy una amante del arte en todas sus expresiones y tengo el honor de formar parte del grupo maravilloso que dió orígen a esta página que persigue el objetivo de poder comunicarnos a través de notas, entretenimientos, aprendizajes, música, viajes, cuentos, novedades, etc. Y así poder enriquecernos intelectual y espiritualmente.
Esta entrada fue publicada en Nuestra Cultura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.