Los hijos se van…….

 

Hay que aceptarlos con esa condición, hay que criarlos con esa idea, hay que asumir esa realidad.

No es que se van, es que la vida se los lleva.

Ya no eres su centro.

Ya no eres propietario, eres consejero.

No diriges, aceptas.

No mandas, acompañas.

No proyectas, respetas.

Ya necesitan otro amor, otro nido y otras perspectivas.

Ya le crecieron alas y quieren volar.

Ya le crecieron las raíces y maduraron por dentro.

Ya les pasó las borrascas de la adolecencia y tomaron el timón.

Ya miraron de frente la vida y sintieron el llamado, para vivirla por su cuenta.

Ya saben que son capaces de las mayores aventuras y de la más completa realización.

Ya buscarán un amor que los respete, que quiera compartir sin temores ni angustias las altas y las bajas  en el camino, que les endulce el recorrido y los ayude en el fin que quieran conseguir.

Ya no les caben sus raíces en tu maceta, ni les basta tu abono para nutrirse, ni tu agua para saciar su sed, ni tu protección para vivir.

Quieren crecer en otra dimensión, desarrollar su personalidad, enfrentar el viento de la vida, el asombro del amor y el rendimiento de sus facultades. Que la rienda sea con responsabilidad y la formación llena de luz.

Tú quedas adentro, en el cimiento de ese edificio, en la raíz de su árbol, en la corteza de su estructura, en lo profundo de su corazón. Tú quedas atrás…….

En la estela luminosa que deja el barco al partir.

En el beso que le mandas.

En el pañuelo que los despide.

En la oración que los sigue.

En las lágrimas que lo acompañan!!!!

Tú siempre quedas en su interior aunque cambien de lugar.

 

 

 

Be Sociable, Share!

Acerca de Beatriz Coria

Me llamo Beatriz del Carmen, nací el 27 de Diciembre, en Río Cuarto, Si Dios me lo permite voy ha cumplir 73 años, soy descendiente de italianos-criollos. Quedé huérfana siendo muy niña y ayude a mi madre a criar mi hermanito de 2 años.Hoy estoy jubilada y he encontrado el tiempo para dedicarme a lo que me gustó siempre,bucear en el alma del ser humano.Estoy casada hace 50 años con Ignacio y tenemos tres hijos : Guillermo, Claudio y Sandra. Estoy feliz de compartirlo con Uds.
Esta entrada fue publicada en Alegrías para el alma y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.