Rincón apacible… Graciela

En el post anterior, les presenté a Graciela, quien con sus 81 años, transita los caminos de la vida, como si, la edad numérica no contara…

Yo, entre otras de las cosas que realizo con tanto placer, es dar asesoramiento básico de computación, a nuestros Adultos Mayores, en forma personalizada y en sus domicilios.

Un día, recibo el llamado telefónico de Graciela, en el que me solicitaba, le diera unas clases de computación. Así es como llegué a conocerla.

 

Ella asiste al taller de Literatura en el PEAM. Siempre le gustó escribir; y desde hace muchos años atrás, a creado muy lindas poesías, las que ha ido guardando, hoja por hoja.

Un día, sus hijos, se tomaron la tarea de ordenar, trascribir y encuadernar algunas de ellas. No hace mucho, le regalaron una Notebook, para que ella, transcriba y produzca nuevas poesías. Por supuesto, necesitó tomar unas clases, para aprender su manejo. Y, a pesar de su edad, no se acobardó y dijo: “Nunca es tarde para aprender. Yo puedo”. Y ahí fui yo, para asistirla.

Hace unos días, tomando su clase de computación, y en las habituales charlas que mantenemos e intercambiamos historias de nuestras vidas, le manifesté, que me gustaría compartir en nuestro Blog, su historia y algunas de sus producciones poéticas; por lo que accedió; Y Ella nos escribe lo siguiente: 

Me llamo Graciela. Nací en un pueblo pequeño de la provincia de Córdoba. “La Paz” el mejor lugar del mundo. Tiene como marco, las Sierras Grandes o Comechingones: este bello rincón tiene el cielo más diáfano que se pueda imaginar, el aire más puro y aromado por la diversidad de plantas aromáticas. Soy la mayor de cuatro hermanos. Mis padres; los mejores del mundo para quienes tengo una infinita gratitud y admiración.

En mi pueblo conocí al mejor hombre, con quien me casé hace 58 años. Juntos vamos descubriendo lo bueno que tiene la vida.

Mis dos hijos son maravillosos y mis cuatro nietos son la continuidad de ellos…representan la flor que perfuma, el sol en mis mañanas.

Como a mis padres, amo la naturaleza autóctona. Cultivo mi jardín, alimento a los pájaros que anidan en mis árboles y se recrean entre las flores.

Después de recorrer otros lugares, de vivir y criar nuestros hijos en grandes ciudades, volvimos a nuestro pequeño pueblito de La Paz, ese rincón en el paraíso, en el que vivimos por 20 años, en una granja, regalo de mis suegros.

Ese lugar majestuoso, de paisajes vírgenes, la creación pura de Dios, me llenó el alma de imágenes, perfumes, colores, que fue cuna a toda inspiración de mis poesías y relatos.

Me gusta leer y escribir: tengo predilección por la poesía en particular. Me gusta la música y la pintura… por ahora solo para recrearme en ellas.

 Aquí bellas imágenes de la granja: (galería de fotos)                                           (para ampliarlas, solo haz clic sobre cada una de ellas, y regresa con la flecha en la barra superior/izq.)

  

  

 

  

  

 Poesía:

Atardecer en la granja

Adormilado por la quietud y el silencio

este rincón encierra mis anhelos,

es la granja donde río, canto y sueño

a la espera de cambiantes sensaciones.

 

Quiero a la alborada, al sol reverberante,

a la sombra del ocaso, a la quietud de la noche.

A su cielo, su montaña y su bosque aromado

susurrante con la magia indefinida del tiempo.

 

La brisa de la tarde conmueve y acaricia

a la fronda dorada en sutil movimiento

y un sudario arrebol va cayendo del cielo

jugando con las sombras que devora a la luz.

Después llega la hora de aquietar los sentidos

de alargar las manos, contemplar el rostro

Y escuchar la vos

de esa otra parte que es mía y es todo,

la simiente misma de la granja entera.

 

Graciela      

Granja   Hermes

Abril  3, de 1996

 

                       Dedico a mi esposo este poema. Sin él no hubiera sido posible las sensaciones y vivencias en este lugar.

Me gusta todo lo que hago, siento que la vida es generosa conmigo y no ambiciono nada más de lo que poseo.

En la vida conocí dos grandes maestras: Mi madre y la maestra Carolina. Para la época era una adelantada, como un cofre de conocimientos que volcaba a sus alumnos de una manera mágica… cursar un año de estudio con ella, equivalía a todo el curso de cinco años. Recuerdo cada palabra de ella con su voz musical… Su recuerdo es dulce y cálido.

Actualmente mis obligaciones son variadas y todas muy de mi agrado.                        Asisto al taller de literatura en el PEAM, y como proyecto de trabajo, concurro con otra compañera, al Hogar San Carlos Borromeo,  para leerles a los abuelitos que allí se asilan. También voy a yoga que me aporta vitalidad y renovadas energías para seguir recorriendo este camino. Y estoy incursionado en fotografía… ese hobbie me encanta porque puedo perpetuar instantes; sumados a mi principal deleite: “escribir poesías”…

                                                                                                                   Graciela Rincón    Alias Rincón apacible

  Poesías:

 Sentimiento

 El viejo sauzal sueña con el manantial de trinos

en el amanecer callado.

 Añora la risueña corriente

que pule su orilla en el colorido

silencio.

La iridiscente y lejana luz envuelve

el liento del cerro

y la voz del espíritu escondido

nos acerca al

paraíso olvidado.

 

                                               Graciela Rincón – 18/10/2011

Espacio sin tiempo

 Como un relámpago envolvió el momento.

El principio…

                                           donde nada

                                   es todo,

donde el universo

                                  se vuelve

                               silencio.

El pensamiento pone luz a

                                   las palabras

y el corazón pincela el espacio

                             imaginado

                  y

                           la nada que

                   es todo

se transforma en música.

 Graciela Rincón – 16/11/2011

Soledad sonora

 Hablar de soledad

sabe a silencio,

a total quietud

de lo que no es quieto.

Pongámosle música y alas al viento,

y soledad

será solo una palabra.

Aleja la mirada

un poco más,

al espacio azul desconocido

oye todo lo que está en nuestras mentes

y sabrás al final

que no estás sola.

                                                                                Graciela Rincón – 17/09/2010

 Que tengas un Feliz Día!!!

Be Sociable, Share!
María Cecilia Fourcade Galtier

Acerca de María Cecilia Fourcade Galtier

Nací un 7 de junio de 1959, en Río Cuarto, Córdoba; en la cuna de una familia numerosa; descendiente de franceses e italianos, Católicos, con una muy buena educación, costumbres y tradiciones familiares. Mamá de Santiago y Eloy. La música es mi motor. Desde muy niña, me gustó cantar, integrando varios coros de esta ciudad, haciéndolo hasta la actualidad. A los cincuenta años, me dedico a disfrutar de la vida, aplicando la experiencia del pasado, y haciendo las cosas que me apasionan; las que hoy comparto con todos Uds.-
Esta entrada fue publicada en Grandes de la Vida y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Rincón apacible… Graciela

  1. Joselina dijo:

    Amo a Graciela y toda ella es Amor y los frutos de sus manos están llenos de encanto: sus dulces, sus comidas, sus plantas, sus poemas y hasta un cimarrón, ella lo brinda de manera amorosa. Siempre está dispuesta a aprender. ¡Quizá no sabe cuánto enseña con su disposición, buena onda y paciencia! Doy gracias a la vida que cruzó nuestros caminos.

  2. maría rosa dijo:

    Graciela es un ser luminoso. Contagia su paz y armonía. Yo siento por ella un cariño muy especial. La conozco hace cinco años y siento que es amiga de toda mi vida.

  3. Myrian Monchietti dijo:

    Mi dulce de leche! Te queremos mucho, sos la ternura personificada y lo reflejás en tus poesías. Estamos felices de conocerte.

  4. Julieta dijo:

    Cecilia te felicito por tener tanta intuición. Graciela es una persona excepcional, todo corazón y serenidad. Un ejemplo de persona que me enseña cada día mucho más de lo que puedo enseñarle. Tengo el honor de ser su profesora de Literatura y la quiero especialmente porque ella despierta lo mejor de cada uno de nosotros. Gracias por darle este espacio tan valioso a su vida y a sus producciones.
    Prof Julieta Varela (Literatura del PEAM)

  5. Fidel Antonio Varela dijo:

    GRACIELA, querida y amorosa compañera:
    Eres tan especial…tu forma de ser es tu mejor poema. El más bello que has escrito.
    Y lo has hecho con la pluma de tu carácter y con la tinta de tus sentimientos. Con tu inmenso amor a la naturaleza y tu fé en los seres humanos. Con tu enorme corazón que desborda alegría y tu infinita paciencia que contagia. Quiero recordarte siempre mirando a Julieta con tanto amor y admiración porque me siento reflejado. Fidel

  6. Mirtha Fiori dijo:

    Felicitaciones una magnifica nota de una maravillosa mujer.Las poesias no podrian ser mas bellas.
    Las poesias es lo que mas me gusta de Literatura.Ojala algun dia pueda escribir alguna
    tan bella como las que acabo de leer.
    Mirthaa

  7. Gloria V. Casañas dijo:

    QUERIDA GRACIELA, verla reflejada en sus poemas, y ver aquellos rincones amados de la granja Hermes, me arrancó lágrimas de emoción!!!!!!!! Qué dicha la de atesorar esos recuerdos, y la de seguir unidas por un vínculo eterno…La quiero mucho, mucho, mucho, y aunque ya lo sabe, hoy, que veo este rincón magnífico de poesía y de amor, quiero cantarlo a los cuatro vientos.
    Beso grandísimo,
    Glorita