Tu mayor tesoro.

 

Cuenta que una vez un hombre caminaba por una playa solitaria, en un día radiante de sol, y  pensaba de esta forma……

«Si tuviera un auto nuevo, sería feliz».

«Si tuviera una casa grande, sería feliz».

«Si tuviera un excelente trabajo, sería feliz».

«Si tuviera la pareja perfecta, sería feliz».

En ese momento, tropezó con una bolsita llena de piedras y empezó a tirarlas una a una al mar y cada vez decía: «Sería feliz si tuviera»……

Así lo hizo hasta que solamente quedaba una sola piedrita en la bolsa, la cual guardó en su bolsillo. Al llegar a su casa se dio cuenta que aquella piedra era un diamante muy valioso.

¿Te imaginas cuantos diamantes arrojo al mar sin detenerse a mirar y apreciar su valor?.

Cuanto de nosotros pasamos arrojando nuestros preciosos tesoros por estar esperando lo que creemos perfecto o soñado y deseando lo que no se tiene, sin darle valor a lo que tenemos cerca nuestro.

Mira a tu alrededor y si te detienes a observar, te darás cuenta cuán afortunado eres, muy cerca de ti está tu felicidad, y no le has dado la oportunidad de demostrarlo.

Observa la piedrita, que puede ser un diamante valioso. Cada uno de nuestros días, es un diamante valioso  e irremplazable.

Depende de ti, aprovecharlo o lanzarlo al mar del olvido para nunca más poder recuperarlo.

Dame Señor, lo que Tú sabes que me conviene y que yo no sé pedirte.

Que tenga el corazón alerta, el oído atento, las manos y la mente activas, y que me halle siempre dispuesto a hacer tu Santa Voluntad.

Derrama Señor, tus gracias sobre todos los que amo, y concede tu paz al mundo entero.

Gracias, Dios mio, por escucharme.!!!!!

 

Be Sociable, Share!

Acerca de Beatriz Coria

Me llamo Beatriz del Carmen, nací el 27 de Diciembre, en Río Cuarto, Si Dios me lo permite voy ha cumplir 73 años, soy descendiente de italianos-criollos. Quedé huérfana siendo muy niña y ayude a mi madre a criar mi hermanito de 2 años.Hoy estoy jubilada y he encontrado el tiempo para dedicarme a lo que me gustó siempre,bucear en el alma del ser humano.Estoy casada hace 50 años con Ignacio y tenemos tres hijos : Guillermo, Claudio y Sandra. Estoy feliz de compartirlo con Uds.
Esta entrada fue publicada en Alegrías para el alma. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.