Lutherapia – Les Luthiers

El espectáculo gira en torno a un terapia psicoanalítica en la que Marcos Mundstock representa el papel de psicólogo y Daniel Rabinovich el de paciente, y la charla entre ambos va dando lugar a los números que componen el espectáculo. Este espectáculo ha sido aclamado tanto por la crítica como por el público y se estrenara en 2012 en España. El espectaculo fue filmado en el año 2009.

Aquí podrás ver el video, y también te vamos a informar, Quienes son Les Luthiers ?…  y toda su historia.

Personajes

Murena

Es representado por Marcos Mundstock. Es un presentador de radio, televisión y psicólogo

Ramirez

Es representado por Daniel Rabinovich. Al igual que Murena es un presentador de radio y televisión

Es muy común ver a estos personajes juntos en diferentes obras.

Programa

El Cruzado, el Arcángel y la Harpía (Opereta Medieval)

Christoff de Cottillón es un guerrero, enviado por Dios para liberar tierra Santa junto a sus compañeros, pero el viaje se ve interrumpido por un intrépido amigo que les obstruye el camino. Dolores de mi Vida (Galopa Psicosomática)

Pasión Bucólica (Vals Geriátrico)

Ya representada en 1986. Paz en la Campiña (Balada Mugida y Relinchada)

Las Bodas del Rey Pólipo (Marcha Prenupcial)

Rhapsody in Balls (Handball Blues)

Un hombre quiere tocar junto a un pianista pero este no lo deja (aparece el Bolarmonio). El Flautista y las Ratas (Orratorio)

Versión modificada de la de 1994. Dilema de Amor (Cumbia Epistemológica)

Un muchacho habla sobre su noche en una discoteca pero todo se revuelve cuando comienza a hablar de Filosofía. Aria Agraria (Tarareo Conceptual)

Era un fragmento de la versión de 1994 de “El Flautista y las Ratas”. El Día del Final (Exorcismo Sinfónico-Coral)

Un cura tiene que evitar que nazca el Anticristo (aparece la Exorcitara).

Fuera de Programa

El Explicado (Gato didáctico) – Pertenece originalmente al Recital del 75´ (1975)

Ya no te amo Raúl (Bolera) – Pertenece al espectáculo Los Premios Mastropiero (2005)

Instrumentos Estrenados

Bolarmonio (Creado por Fernando Tortosa)

Exorcítara (Creado por Hugo Domínguez)

Instrumentos Thonet creados por Pablo Reinoso:

Silla Eléctrica       

Bombo de asiento

Tamburete

Percusilla

Percuchero

 Les Luthiers - Lutherapia - 2008 – Completo

 

Imagen de previsualización de YouTube

Les Luthiers

Sitio web: lesluthiers.com

 Miembros

                   

Carlos López Puccio      Carlos Núñez Cortés     Daniel Rabinovich

         

Jorge Maronna            Marcos Mundstock

Antiguos miembros

 

             

Gerardo Masana †             Ernesto Acher

Les Luthiers (pronunciado /lely’tje/) es un grupo argentino de humor que utiliza la música como un elemento fundamental de sus actuaciones, con instrumentos informales creados a partir de materiales de la vida cotidiana. De esta característica proviene su nombre: luthier, que en francés significa “creador de instrumentos musicales”.

El conjunto está compuesto por cinco miembros (originalmente, eran siete), todos ellos músicos profesionales, y comenzó su trayectoria en la segunda mitad de los años sesenta en la ciudad de Buenos Aires.

Se ha postulado al Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2011, el máximo galardón internacional que se concede a las actividades culturales, científicas y humanitarias en todo el ámbito hispano. El galardón de las Artes se concede a la persona, grupo de personas o institución cuya labor en la arquitectura, cinematografía, danza, escultura, música, pintura y demás expresiones artísticas constituya una aportación relevante al patrimonio cultural de la humanidad.

 

 

 

 

Los comienzos

Durante los años sesenta, casi todas las universidades argentinas tenían su propio coro musical, algunos de cuyos componentes adoptaron la costumbre de reunirse fuera de los ensayos con el fin de divertirse un poco preparando bromas musicales que después ellos mismos representarían en los festivales intercorales que tenían lugar a lo largo del curso, a modo de entreacto en tono de humor.

En septiembre de 1965 tuvo lugar el Festival de Coros Universitarios en la ciudad de San Miguel de Tucumán, situada en el noroeste de la República Argentina. Un grupo de jóvenes universitarios presentó un espectáculo de música de humor que habían estado preparando largamente y donde además del montaje en sí presentaban como primicia un conjunto orquestal de instrumentos completamente novedosos, inventados y construidos por ellos mismos con materiales sencillos. Representaron así la parodia de un concierto. El conjunto estaba compuesto por un solista, un pequeño coro y los mencionados instrumentos musicales no convencionales.

La obra central del espectáculo se llamaba Cantata Modatón (llamada luego Cantata Laxatón para evitar problemas con la empresa que producía el conocido laxante Modatón). El autor era Gerardo Masana, un estudiante de arquitectura que además era el inventor de casi todos los nuevos instrumentos (junto con el luthier y músico porteño Carlos Iraldi). La música de esta pieza parodiaba el estilo de las cantatas barrocas y la letra estaba tomada del prospecto del medicamento laxante previamente mencionado. La presentación fue un rotundo éxito y tanto los asistentes como la crítica en periódicos y revistas de música hablaron de originalidad, humor y rigor en la exposición.

Poco después de estos sucesos, los jóvenes recibieron con sorpresa la oferta de un contrato para repetir el espectáculo de Tucumán en una famosa sala vanguardista de Buenos Aires. Se presentaron con el nombre artístico I Musicisti y de nuevo consiguieron un gran éxito. Después fueron llamados por el Instituto Di Tella de Artes, que era el centro de estudios teatrales, musicales y plásticos de más prestigio en la ciudad y reconocido mundialmente. Se decía de este instituto que era el «templo de las vanguardias artísticas». El espectáculo que representaron aquí se llamó IMYLOH, es decir, «I Musicisti Y Las Óperas Históricas». De nuevo obtuvieron un gran éxito.

Integrantes

Primera formación

Gerardo Masana (1937-1973): fundador, luthier, cuerdas, vientos, voz.

Marcos Mundstock (1942): presentación, vientos, voz.

Jorge Maronna (1948): cuerdas, voz.

Carlos López Puccio (1946): cuerdas, voz.

Carlos Núñez Cortés (1942): teclados, vientos, voz.

Daniel Rabinovich (1943): vientos, latín, alt-pipe, bass-pipe, percusiones, voz.

Segunda formación

Gerardo Masana

Marcos Mundstock

Jorge Maronna

Carlos López Puccio

Carlos Núñez Cortés

Ernesto Acher (1939): vientos, teclados, voz. Ingresa, primero, como suplente de Marcos Mundstock, y luego continúa como integrante fijo.

Daniel Rabinovich

Tercera formación

Marcos Mundstock (enfatiza voz).

Jorge Maronna.

Carlos López Puccio.

Carlos Núñez Cortés.

Ernesto Acher (abandona teclados, enfatiza vientos y percusiones).

Daniel Rabinovich (abandona vientos, comienza a utilizar cuerdas y enfatiza pipes y percusiones).

Cuarta formación

Marcos Mundstock (deja un poco de lado la voz).

Jorge Maronna (comienza a utilizar teclados electrónicos).

Carlos López Puccio (pone como primer instrumento al latín).

Carlos Núñez Cortés (comienza a utilizar teclados electrónicos).

Daniel Rabinovich (comienza a utilizar teclados electrónicos, enfatiza bass-pipe y deja alt-pipe).

Colaboradores

Roberto el Negro Fontanarrosa, el popular escritor rosarino fue reconocido como colaborador en numerosas obras del grupo.

Carlos Iraldi, fue el luthier que realizaba los instrumentos informales hasta su fallecimiento en 1995.

Hugo Domínguez, actual luthier del grupo desde 1997.

Horacio Fontova, remplazó, en 1994, a Daniel Rabinovich.

Gustavo López Manzitti, reemplazante oficial del grupo entre 2000 y 2003. Pianista, cantante lírico, arreglador y compositor.

Daniel Casablanca, actor y humorista que integra el grupo Los Macocos. Reemplazante oficial de Les Luthiers durante el 2008.

Historia moderna

En el año 1967 distintas discusiones internas referidas a la retribución para cada músico desembocaron en el fraccionamiento de I Musicisti. Los principales miembros del grupo; Gerardo Masana, Marcos Mundstock, Jorge Maronna, Carlos Núñez Cortés y Daniel Rabinovich siguieron su carrera aparte bajo el definitivo nombre de Les Luthiers, mientras que I Musicisti tardó poco tiempo en naufragar al quedarse sin instrumentos ni escritores principales. Casi al mismo tiempo las composiciones musicales de Les Luthiers empezaron a oírse en las bandas sonoras de algunas obras teatrales y en cortometrajes como Angelito el secuestrado de Leal Rey.

El grupo continuó presentando su espectáculo en teatros y cafés-concert. En 1970 el cuarteto contrató al rosarino Carlos López Puccio, como violinista, y en 1971 a Ernesto Acher, primero para reemplazar a Marcos Mundstock y luego formar parte del plantel del grupo. De esta época son los siguientes espectáculos:

Les Luthiers cuentan la ópera (1967)

Blancanieves y los siete pecados capitales (1969)

Querida condesa (1969)

Opus Pi (1971)

 

La televisión también les llamó para que aportaran su arte junto a comediantes y artistas de gran prestigio en el ciclo titulado Todos somos mala gente y en el ciclo Los mejores donde actuaron ya en recitales exclusivos. Fue una época de temporadas triunfales en la ciudad de Buenos Aires y en Mar del Plata.

En noviembre de 1973, el grupo se quedó sin un integrante, el fundador del grupo, Gerardo Masana, que murió de leucemia en ese mes.

Al cabo de nueve años de representaciones en su país empezaron con las giras internacionales. Desde 1977 organizaron un espectáculo nuevo cada dos o tres años.

Las primeras giras tuvieron lugar en Uruguay, Venezuela y más tarde llegaría el turno de España.

A finales de los años setenta, sus giras llevaron al grupo a la capital de México D. F., que incluyó una presentación en el Palacio de Bellas Artes de esa ciudad.

El año 1986 marcó un antes y un después en la historia del grupo. Uno de los motivos fue la inolvidable actuación que tuvo lugar en el mítico Teatro Colón de la ciudad de Buenos Aires y su arribo a Colombia también en su famoso Teatro Colón. El 2 de diciembre de 1986, por diferencias internas, Ernesto Acher abandonaría el sexteto. Desde ese entonces los integrantes del grupo pasaron a ser cinco, hasta la actualidad.

En 1994, por problemas cardíacos de Daniel Rabinovich, integró el grupo el humorista argentino Horacio Fontova, hasta la recuperación de Daniel Rabinovich.

Los espectáculos mantienen un formato desde 1970: cada uno se divide en obras cómicas. Como una pequeña introducción, antes de cada pieza, Marcos Mundstock suele leer una presentación en donde se describe la obra, o da reseñas de la vida del autor, y tras esta «presentación» el conjunto musical ingresa al escenario e interpreta el tema.

 

Pero los dos últimos espectáculos, Los Premios Mastropiero y Lutherapia, se han salido de este esquema. En ellos las obras interpretadas giran en torno a una temática particular: una entrega de premios, o una sesión de terapia, respectivamente.

Se han escrito tres libros relacionados con este grupo. El primero de ellos escrito en 1991 por el periodista colombiano Daniel Samper Pizano, titulado Les Luthiers de la L a la S, el segundo libro, editado en 2004, fue escrito por Sebastián Masana, hijo del fundador del grupo Gerardo Masana y se titula Gerardo Masana y la fundación de Les Luthiers y el último fue escrito por uno de los miembros del grupo, Carlos Núñez Cortés y se titula Los juegos de Mastropiero, en el que realiza un exhaustivo análisis sobre las distintas formas de humor utilizadas por ellos.

En el año 2007, en celebración de su 40º aniversario, la legislatura de la ciudad de Buenos Aires los declaró, por unanimidad, Ciudadanos Ilustres. Además el gobierno de España otorgó a Les Luthiers la Encomienda de Número de la Orden de Isabel la Católica, la más alta condecoración española a extranjeros, que confiere a los músicos el tratamiento de Ilustrísimos Señores.

El día domingo 18 de noviembre de 2007, Les Luthiers celebró su 40º aniversario con un recital, de entrada libre y gratuita, en el Parque San Benito, ubicado en la intersección de las avenidas Figueroa Alcorta y La Pampa, en la Capital Federal. Les Luthiers pudo reunir más de 120.000 espectadores.

En el año 2008 Daniel Rabinovich, Marcos Mundstock, Carlos Núñez Cortés, Jorge Maronna y Carlos López Puccio doblaron al español las voces de los personajes de las palomas en la película de Disney, Bolt.

Johann Sebastian Mastropiero

Es necesario un apartado especial para este célebre personaje que Les Luthiers crearon en 1968, en el programa televisivo Todos somos mala gente.

Johann Sebastian Mastropiero es una sátira de los compositores clásicos, tomando los nombres de Johann Sebastian Bach y el apellido del fundador del grupo, Gerardo Masana.

Este personaje se caracteriza por una vida turbulenta cuya trama se va hilando a lo largo de cada presentación realizada por Marcos Mundstock. Gracias a ellas podemos saber que nació de madre italiana y de padre, que tuvo un hermano gemelo mafioso llamado Harold Mastropiero, que a pesar de sus múltiples relaciones amorosas tuvo durante un tiempo una pareja estable con la condesa de Shortshot, y que con ella tuvo varios hijos cuyos apellidos significan lo mismo que el de su madre en distintos idiomas; que contrató a una gitana de empleada doméstica, y que ella le dejó de ahijado a Azuceno Mastropiero, entre muchas otras situaciones hilarantes.

Instrumentos informales

Luthier es la palabra francesa que designa al fabricante de instrumentos de cuerda. El grupo adoptó este nombre por su costumbre de crear instrumentos a partir de materiales poco comunes, como latas, mangueras, tubos de cartón, globos, etc.

 

El primer constructor de instrumentos informales fue Gerardo Masana, fundador del grupo, el primer instrumento creado, el bass-pipe a vara, construido con tubos de cartón encontrados en la basura y elementos caseros. Cuarenta años después, un émulo de este enorme tubo rodante sigue usándose en escena.

 

Los primeros instrumentos informales fueron relativamente simples, como el gom-horn (hecho con una manguera, un embudo y una boquilla de trompeta) y algunos de ellos nacieron como parodia de los instrumentos estándar.

Éste es el caso del latín, la violata, etc. Con el tiempo, se incorporó como «luthier de Les Luthiers» el doctor Carlos Iraldi, quien investigó la construcción de instrumentos atípicos moviéndose entre la perfección técnica y la sensibilidad artística. Así nacieron artefactos tan singulares como la mandocleta (una bicicleta cuya rueda trasera mueve las cuerdas de una mandolina), el ferrocalíope (un calíope que funciona a vapor que pasa por silbatos ferroviarios), el bajo barríltono (un contrabajo cuyo cuerpo es un barril gigante), el órgano de campaña (un órgano que se lleva colgado de la espalda, y cuyo aire es enviado por una botas-fuelles) y varios otros.

Tras el fallecimiento de Iraldi en 1995, tomó su testigo el artesano Hugo Domínguez, quien fabricó entre otros la desafinaducha, el nomeolbídet y el alambique encantador.

Atendiendo a la clasificación usual de los instrumentos, se pueden catalogar de la siguiente manera:

Instrumentos de cuerda

Latín Latín o violín de lata (la caja de resonancia es una típica lata de jamón de pierna)

Violata. Violata o viola de lata (la caja de resonancia es una típica lata de pintura)

Contrachitarrone da gamba. Contrachitarrone da gamba (mezcla de violonchelo y guitarra)

Cello legüero. Chelo legüero (cuya caja de resonancia es el instrumento de percusión folclórico argentino por excelencia: el bombo legüero)

Chelato (parecido a un violonchelo, construido con un bote de líquido limpiador)

Mandocleta (mezcla de una mandolina con una bicicleta)

 

Lira de asiento o lirodoro (mezcla de lira con una tapa de inodoro)

Guitarra dulce (la típica guitarra española construida con dos latas de dulce de batata argentina)

Bajo barríltono (el instrumentista se introduce dentro de esta mezcla de contrabajo y barril, posee cinco rueditas capaces de girar en 360º, permitiendo al ejecutante moverse libremente mientras toca el instrumento).

 

Nomeolbídet (mezcla entre un violín y un organistrum, hecho con un tubo de PVC (como diapasón) y un bidet).

 

Instrumentos de viento

Alt-pipe a vara. Alt-pipe a vara (es la versión en agudo del bass-pipe, el cual no tiene ruedas y los tubos de cartón han sido reemplazados por tubos de PVC).

Bass-pipe a vara. Bass-pipe a vara (construido con tubos de cartón, de los usados para enrollar las telas, tiene además un par de rueditas para facilitar la ejecución de este instrumento)

Tubófono parafínico cromático. Tubófono parafínico cromático (tubos de ensayo de los usados por los químicos, tienen parafina hasta cierto nivel para que suene una distinta nota, su ejecución es igual que el de una zampoña argentina)

Tubófono silicónico cromático (en vez de parafina, se usa silicona)

Gaita de cámara (gigante rueda de tractor que alimenta con aire a un glamocot, un clamaneus y una melódica)

Narguilófono (narguilé o pipa de agua, con lengüetas de armónica)

Alambique encantador (instrumento dividido en tres secciones, una aguda formada por 11 copas de acrílico, una formada por botellas de plástico cortadas en su parte media y sumergidas en agua, y una grave formada por «botellones» o «garrafones», es ejecutado por Maronna, López Puccio y Núñez Cortés en la obra Valdemar y el hechicero)

Glamocot (instrumento con una lengüeta, similar a un cromorno medieval, cabe mencionar su dificultad de tocar debido a que las notas están en desorden)

Órgano de campaña

Glisófono pneumático (instrumento parecido a una flauta de pan, con un émbolo que sube y baja a voluntad del ejecutante permitiéndole modificar la altura de las notas, el instrumento permite glisar, es decir, pasar por todas las notas de corrido, de manera ascendente o descendente)

Bocineta (es la mezcla de un kazoo con un embudo para amplificar su sonido)

Gom-horn a pistones. Gom-horn a pistones

 

Gom-horn natural

Calephone (original)

Calephone da cassa (se asemeja a un calefón hogareño)

 

Yerbomatófono d’amore. Yerbomatófono d’amore (un típico mate, que funciona con la vibración de sus dos mitades cuando son sopladas por un agujero, genera un sonido vibrante parecido al del kazoo)

Corneta de asiento

Clamaneus (mismos principios del glamocot, notas igualmente desordenadas, sólo es una cuarta más grave y de forma distinta)

Manguelódica pneumática. Manguelódica pneumática

Ferrocalíope

Bolarmonio (primer premio del concurso Cuarenta Aniversario de Les Luthiers)

Instrumentos de percusión

 

Dactilófono. Dactilófono (o máquina de tocar)

Cascarudo

Desafinaducha

Omni (objeto musical no identificado, reproduce el sonido de un corcho cuando sale disparado de una botella)

Campanófono a martillo

Tablas de lavar

Shoephone

Marimba de cocos (tiene el principio de una marimba, en ella se usan cocos de distintos tamaños y que obviamente producen sonidos distintos. La construcción de este instrumento fue muy especial, debido a que los cocos fueron difícilmente escogidos, ya que se tuvo que usar cocos de distintas partes del mundo para poder ser del tamaño correcto.)

Otros

Antenor (robot musical con antenas), robot inalámbrico que produce música.

Espectáculos

I Musicisti

¿Música? Sí, claro (1966).

Mens sana in corpore sano (1966).

I Musicisti y las óperas históricas (1967).

I Musicisti otra vez con lo mismo (1968).

I Musicisti ataca de nuevo (1973).

Les Luthiers

Les Luthiers cuentan la ópera (1967)

Todos somos mala gente (1968)

Blancanieves y los siete pecados capitales (1969)

Querida condesa (1969)

Les Luthiers opus pi (1971)

Recital ’72 (1972)

Recital sinfónico ’72 (1972)

Recital ’73 (1973)

Recital ’74 (1974)

Recital ’75 (1975)

Viejos fracasos (1976)

Mastropiero que nunca (1977)

Les Luthiers hacen muchas gracias de nada (1979)

Los clásicos de Les Luthiers (1980)

Luthierías (1981)

Por humor al arte (1983)

Humor dulce hogar (1985)

Recital sinfónico ’86 (1986)

Viegésimo aniversario (1987)

El reír de los cantares (1989)

Les Luthiers, grandes hitos (1992)

Unen canto con humor (1994)

Bromato de armonio (1996)

Todo por que rías (1999)

Do-Re-Mi-Já (2000)

El grosso concerto (2001)

Las obras de ayer (2002)

Con Les Luthiers y Sinfónica (2004)

Recital folclórico Cosquín (2005)

Los Premios Mastropiero (2005)

Cuarenta años de trayectoria (2007)

Lutherapia (2008)

¡CHIST! (2011)

Discografía

Álbumes de estudio

Fotografía que ilustraba la portada del LP Volumen 3, de 1973. Sonamos, pese a todo (1971)

Cantata Laxatón (1972)

Volumen 3 (1973)

Volumen 4 (1976)

Volumen 7 (1983)

Cardoso en Gulevandia (1991)

Álbumes en vivo

Mastropiero que nunca (1979)

Les Luthiers hacen muchas gracias de nada (1980)

Les Luthiers en vivos (2007)

Tributos

Muchas gracias Mastropiero (2007)

Colaboraciones

1999: Alma de Saxofón 4 Vientos

1999: Lo que me costó el amor de Laura

2004: Gerardo Masana y La Fundación de Les Luthiers

2004: Todos somos Chalchaleros

2008: 40 años de Cantos Opus 4

2009: Antigua Jazz Band

Videografía

Viejos fracasos (1977)

Mastropiero que nunca (1979)

Les Luthiers hacen muchas gracias de nada (1980)

Humor dulce hogar (1986)

Viegésimo aniversario (1989)

Grandes hitos (1995)

Bromato de armonio (1998)

Les Luthiers unen canto con humor (1999)

Todo por que rías (2000)

El Grosso Concerto (2001)

Las obras de ayer (2002)

Los Premios Mastropiero (2006)

Aquí Les Luthiers (2005)

Lutherapia (2009)

Be Sociable, Share!
María Cecilia Fourcade Galtier

Acerca de María Cecilia Fourcade Galtier

Nací un 7 de junio de 1959, en Río Cuarto, Córdoba; en la cuna de una familia numerosa; descendiente de franceses e italianos, Católicos, con una muy buena educación, costumbres y tradiciones familiares. Mamá de Santiago y Eloy. La música es mi motor. Desde muy niña, me gustó cantar, integrando varios coros de esta ciudad, haciéndolo hasta la actualidad. A los cincuenta años, me dedico a disfrutar de la vida, aplicando la experiencia del pasado, y haciendo las cosas que me apasionan; las que hoy comparto con todos Uds.-
Esta entrada fue publicada en Nuestra Cultura, Nuestro Museo de Artes y Espectaculos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Lutherapia – Les Luthiers

  1. Kitina dijo:

    Excelente…páginas que nos ayudan a cultivarnos…a crecer cultural y humanamente….
    ¡¡¡FELICITACIONES PARA TODA/OS .SIGAN ADELANTE QUE LOS NECESITAMOS!!!Kitina

  2. Claudia Lopez dijo:

    Felicitaciones por el post!!! Por supuesto, lo compartiré con mis amigos por facebook… vale la pena!!!!

  3. Barbara M. Garcia dijo:

    en los años 80 Les Leuthiers estuvieron en Cuba se presentaron en el Museo de de Bellas
    Artes y mi hijo me llevo a verlos desde entonces he vivido enamorada de su arte, los
    considero unicos he insustituibles. Gracias por alegrarnos