Ojalá podamos aprender!!!

Lo que aprendí en estos años.

A los 5,  años aprendí que a los pececitos de colores, no les gustaba la gelatina.

A los 9,  aprendí que mi profesora solo me preguntaba cuando yo no sabía la repuesta

A los 10  aprendí que se podía estar enamorado de cuatro chicas al mismo tiempo.

A los 12,  aprendí, que si tenía problemas en la escuela, eran aún peores los que tenía en mi casa.

A los 15,  aprendí que no debía descargar mis frustraciones con mi hermano menor, por que mi padre las tenía aún mayores, y la mano más pesada.

A los 25,  aprendí que nunca debía elogiar la comida de mi madre, cuando estaba comiendo algo preparado por mi esposa.

A los 30, aprendí que cuando mi mujer y yo, teníamos una noche sin chicos, pasábamos la mayor parte del tiempo hablando de los chicos.

A los 34, aprendí que no se comente muchos errores con la boca cerrada.

A los 39, aprendí que podés saber que tu esposa te ama, cuando sobran dos croquetas y ella elige la más chica.

A los 42, aprendí que si estas llevando  una vida de fracasos, no estás corriendo los suficientes riegos.

A los 47, aprendí que los nietos y abuelos son aliados naturales.

A los 55, aprendí que es absolutamente imposible tomar  vacaciones sin engordar cinco kilos.

A los 63, aprendí que no puedo cambiar lo que pasó pero puedo dejarlo atrás.

A los 67, aprendí que si esperas jubilarte para disfrutar de la vida, esperaste demasiado.

A los 72,  aprendí que, si las cosas van mal, yo no tengo por qué ir con ellas.

A los 76, aprendí que envejecer es muy importante.

A los 91, aprendí que te amé menos de lo que hubiera debido

A los 92, aprendí que todavía tengo mucho por aprender.

Que extraordinaria lección de vida nos da este Alberto, anónimo, con toda sus ganas de seguir aprendiendo. Que te pareció ??

 

Be Sociable, Share!

Acerca de Beatriz Coria

Me llamo Beatriz del Carmen, nací el 27 de Diciembre, en Río Cuarto, Si Dios me lo permite voy ha cumplir 73 años, soy descendiente de italianos-criollos. Quedé huérfana siendo muy niña y ayude a mi madre a criar mi hermanito de 2 años.Hoy estoy jubilada y he encontrado el tiempo para dedicarme a lo que me gustó siempre,bucear en el alma del ser humano.Estoy casada hace 50 años con Ignacio y tenemos tres hijos : Guillermo, Claudio y Sandra. Estoy feliz de compartirlo con Uds.
Esta entrada fue publicada en Alegrías para el alma y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ojalá podamos aprender!!!

  1. Patricia Costa Pisani dijo:

    Hermoso Betty!!! Que me pareció? una importante lección de vida que es necesaria trasmitir: APRENDEMOS SIEMPRE, A LO LARGO DE TODA NUESTRA VIDA, NO HAY LÍMITE DE EDAD PARA SEGUIR APRENDIENDO! QUÉ MARAVILLOSO E IMPORTANTE! Qué hermoso seguir adelante y decir cuánto me queda aún por aprender!!!!!

  2. Estaba explorando la red y encontre tu web. Me satisface harto. Guardada a mis favoritos