Cuentos para leer juntos a nuestros nietos

Muchas veces las prisas del día a día, la infinidad de trabajo, dentro y fuera de casa, no nos da tiempo para más. Cuando llega la noche, lo único que nos apetece es estirarnos en la cama y descansar.

Sin embargo, el relajamiento también se puede conseguir de otras maneras. Leyendo un cuento a tu hijo o nieto, por ejemplo. De esta forma, estarás potenciando su imaginación y creando lazos de afectividad entre vosotros. Y llegarás a la conclusión de que el «Érase una vez…» tiene efectos mágicos para ambos.

Si además de leer un cuento a tu hijo o nieto, te esfuerzas por contarle un cuento que has creado tu mismo, mejor que mejor.

Este rincón abriga algunos cuentos que he seleccionado entre los muchos relatos que guardo, e iré publicando paulatinamente.

Es un espacio reservado a la imaginación y la creatividad, que hoy comparto contigo.

La tematica  son las siguientes:

• Cuentos de Navidad para los niños

                                          • Chistes para niños

                                          • Cuentos infantiles Nuevos

                                          • Cuentos para educar en valores

                                          • Adivinanzas para jugar con los niños

                                          • Cuentos infantiles tradicionales

                                          • Poesías infantiles

                                          • El teatro infantil y los niños

                                          • Trabalenguas para jugar con los niños

                                          • Canciones infantiles

 

 

 

 

 

Hoy seleccione un cuento, de la siguiente temática: Cuento para educar en valores

 Carrera de zapatillas (Cuento infantil que fomenta la amistad)

Había llegado por fin el gran día. Todos los animales del bosque se levantaron temprano porque ¡era el día de la gran carrera de zapatillas! A las nueve ya estaban todos reunidos junto al lago. También estaba la jirafa, la más alta y hermosa del bosque. Pero era tan presumida que no quería ser amiga de los demás animales.

Ja, ja, ja, ja, se reía de la tortuga que era tan bajita y tan lenta.
Jo, jo, jo, jo, se reía del rinoceronte que era tan gordo.
Je, je, je, je, se reía del elefante por su trompa tan larga.
Y entonces, llegó la hora de la largada.

El zorro llevaba unas zapatillas a rayas amarillas y rojas.
La cebra, unas rosadas con moños muy grandes.
El mono llevaba unas zapatillas verdes con lunares anaranjados.
La tortuga se puso unas zapatillas blancas como las nubes.
Y cuando estaban a punto de comenzar la carrera, la jirafa se puso a llorar desesperada. Es que era tan alta, que ¡no podía atarse los cordones de sus zapatillas!
Ahhh, ahhhh, ¡qué alguien me ayude! Gritó la jirafa. Y todos los animales se quedaron mirándola.

Pero el zorro fue a hablar con ella y le dijo:
– Tú te reías de los demás animales porque eran diferentes. Es cierto, todos somos diferentes, pero todos tenemos algo bueno y todos podemos ser amigos y ayudarnos cuando lo necesitamos.

Entonces la jirafa pidió perdón a todos por haberse reído de ellos. Y vinieron las hormigas, que rápidamente treparon por sus zapatillas para atarle los cordones.

Y por fin se pusieron todos los animales en la línea de partida. En sus marcas, preparados, listos, ¡YA! Cuando terminó la carrera, todos festejaron porque habían ganado una nueva amiga que además había aprendido lo que significaba la amistad.

Fin y colorín, colorón, si quieres tener muchos amigos, acéptalos como son.

 

Cuento de Alejandra Bernardis Alcain (Argentina)

 

Be Sociable, Share!
María Cecilia Fourcade Galtier

Acerca de María Cecilia Fourcade Galtier

Nací un 7 de junio de 1959, en Río Cuarto, Córdoba; en la cuna de una familia numerosa; descendiente de franceses e italianos, Católicos, con una muy buena educación, costumbres y tradiciones familiares. Mamá de Santiago y Eloy. La música es mi motor. Desde muy niña, me gustó cantar, integrando varios coros de esta ciudad, haciéndolo hasta la actualidad. A los cincuenta años, me dedico a disfrutar de la vida, aplicando la experiencia del pasado, y haciendo las cosas que me apasionan; las que hoy comparto con todos Uds.-
Esta entrada fue publicada en Construyendo puentes intergeneracionales, Cuentos para leer junto a nuestros nietos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cuentos para leer juntos a nuestros nietos

  1. Daisuke dijo:

    Es una oportunidad para aquellos que les gusta escribir , pero mas importante es para aquellos que disfrutan leer.Esperamos con entusiasmo los cuentos!